Categories
música portfolio Uncategorized

Mina – A

Los varios encuentros con Mina

El primer contacto con Mina fue en un retiro de hacienda rural con artistas en Guachapala – Azuay en el 2013, donde S. y X. presentaron la obra de danza contemporánea y video arte llamado MINA, aún como WIP, el medio era luz de video arte sobre cuerpos en movimiento. Trabajo que iba de cuestionar la feminidad y sus relaciones cotidianas y sociales, dejó a más de uno con la piel de gallina en su sitio aun después de que la luz cayó y dijeron gracias.

Mi segundo encuentro fue en 2016 cuando plantearon Mina 10. Me integre a producir la instalación sonora, con ejecución de beats en vivo ya performando con ellas al reloj. Un ejercicio más limpio y reflexivo, se proyectaba 10 minutos en cuenta regresiva siguiendo su movimiento se planteó como diálogo entre tres. Usando un sampler y un puñado de sonidos trataba -a mi manera- de replicar con botones la forma de construcción a partir de sus materiales que se resolvían en lo efímero con un guión orgánico, la partitura en tiempo real es un gran reto.

El tercer encuentro – Mina A – fue un trabajo más colaborativo, equipo grande de producción y resumía años de vernos. Trabajamos por meses un guión, insumos y estructuras de algo que se visionaba más ambicioso que todas las versiones anteriores “mina 10 es como una intro” decían.

Y así fue: Mina A recoge un proceso de años por parte del dúo desde que se encontraron en primer año de la escuela de danza. Por el lado de diseño de sonido, estar involucrado en versiones anteriores y ser parte del proceso me permitió desarrollar capas sonoras más complejas, un storytelling más sólido, que sumado al trabajo de dirección de arte de Pablo Ramos y desarrollo visual de mapping generativo por René Martínez cimientan la exploración de una banda sonora completa, algo que sabía que llegaría como artista sonoro pero no cuándo ni cómo.

Cada etapa y escena de la obra esta desarrollada a partir de un color y sensación que se ajusta en un recorrido sobre acordes menores, modulaciones y re-armonizaciones. La premisa de que empieza como termina fluye en un círculo cromático de 40 minutos. El trabajo de síntesis va desde usar ukelele, respiraciones, sus frustraciones, glitch, síntesis análoga y digital, que marcan pulsos complementando los estudios de estructuras corporales y narrativas que se han desarrollado. La banda sonora está disponible en streaming (spotify, itunes, etc.), vale un play para trabajar, bailar, moverse y explorar los detalles de una manera más expandida el complejo universo de Mina.

Más info en su web: proyecto Mina.